Enel reinició atención presencial con rigurosos protocolos de seguridad

La atención presencial se retomó en la mayoría de sus locales con un aforo adaptado a las actuales circunstancias de la pandemia, distanciamiento social, uso de equipos de protección, entre otras medidas

Enel implementó rigurosos protocolos de seguridad en sus centros de servicio como parte del reinicio de la atención presencial, con miras a proteger la salud de sus clientes y trabajadores. La reapertura de los establecimientos se viene dando de forma progresiva desde mediados de julio y se espera concluir con este proceso la primera semana de agosto.

Esta medida se suma a los diversos canales digitales de atención que la empresa puso a disposición de sus clientes durante el periodo de aislamiento social obligatorio.

La empresa reforzó, además, todo lo relativo a la atención comercial, habilitando carpas de atención paralela en los locales de San Miguel, San Juan de Lurigancho y Callao; así como triplicando el personal dedicado a la atención de los clientes para garantizar las medidas sanitarias. Entre ellos, como medida pionera en el país, se sumaron más de 100 orientadores digitales para ayudar a los clientes en las propias colas en el uso las herramientas virtuales de Enel, el acceso rápido a fraccionamientos, atención de reclamos, acceso a recibos digitales, entre otros. También se colocó señalética en las sedes para cumplir con el distanciamiento social.

Asimismo, los trabajadores usan equipos de protección personal, como trajes especiales, mascarillas, lentes y viseras. Además, siguen un protocolo de seguridad que inicia en casa con el reporte de salud online. Antes de ingresar a los locales, pasan el control de temperatura y desinfección de manos y calzado. Dentro del establecimiento, se hace una limpieza y desinfección constante de las estaciones de trabajo, y se han implementado protectores acrílicos en los módulos de atención para la seguridad de los trabajadores y clientes.

Los centros de servicio abiertos a la fecha son los ubicados en San Miguel, Pueblo Libre, Ventanilla, Cercado de Lima, San Juan de Lurigancho, Barranca y Callao de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m., y sábados de 8:00 a.m. a 1:00 p.m., así como los locales de Huacho, MegaPlaza y Minka, bajo el mismo esquema, pero desde las 9:00 a.m. Es importante considerar que los establecimientos atenderán con un aforo adaptado a las actuales circunstancias de la pandemia.

Enel precisó que los centros de servicio de Comas y Puente Piedra se encuentran cerrados desde el inicio de la cuarentena y permanecerán así porque sus dimensiones no permiten cumplir con las medidas de distanciamiento social, lo cual es fundamental para proteger la salud de las personas. Alternativamente, la empresa ya se encuentra evaluando locales cercanos en estos distritos para retomar la atención presencial.

Finalmente, Enel recordó a sus clientes que pueden realizar consultas, pagos y fraccionamientos desde la seguridad de su casa en la página web www.enel.pe, el Whatsapp 917 614 374 o las cuentas de Enel Perú en Facebook y Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here