Caral cumple 11 años como Patrimonio Mundial de la UNESCO

Ciudad Sagrada de Caral

Hace 11 años la Ciudad Sagrada de Caral, principal centro urbano de la Civilización Caral, la más antigua de América, ingresó a la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, confirmando su valor universal excepcional que debe ser protegido para beneficio de la humanidad.

Este hito cultural se gestó gracias a las coordinaciones realizadas por la Zona Arqueológica Caral, Unidad Ejecutora del Ministerio de Cultura, la cual concluyó con éxito el 28 de junio de 2009, durante la 33ª Sesión del Comité de Patrimonio Mundial, realizado en Sevilla – España. Consolidándose con la entrega del documento el 30 del mismo mes. Hasta la fecha Perú posee 8 patrimonios culturales, 2 naturales y 2 mixtos (cultural y natural).

La Ciudad Sagrada de Caral está situado a la altura del kilómetro 184 de la Panamericana Norte, a cuatro horas de la ciudad de Lima, en el valle de Supe, provincia de Barranca. Ocupa un espacio aproximado de 68 hectáreas y fue edificada hace 5000 años (3000 – 1900 a.C.). Está conformada por una zona nuclear con 32 edificios públicos y varios conjuntos residenciales, y dos zonas periféricas, una de ellas limita con el valle de Supe.

En esta ciudad se realizaron actividades sociales, culturales y económicas en coordinación con las autoridades sociopolíticas de otros centros cercanos a este. Crearon vías de interacción interregional transversal y a larga distancia para intercambiar productos y bienes con sociedades de la costa, sierra y selva, en condiciones de paz, respetando las costumbres, ideologías e idiomas, y en completa armonía y respeto con la naturaleza.

La Ciudad Sagrada llama la atención por la monumentalidad de sus edificios piramidales, como el Edificio Piramidal Mayor que tiene más de 29 metros de altura, ocupa más de 25 metros cuadrados y tiene una plaza circular hundida. Fue construida con plataformas superpuestas, hechas de piedras unidas con mortero de arcilla y grava. Sus salones y recintos los hicieron con quincha. Para los enlucidos y pintura aplicaron arcillas de diferentes colores: amarillo, blanco, rojo y beis.

Asimismo, en todos los depósitos constructivos pusieron “shicras”, bolsas hechas de fibra vegetal llenas de piedras de diferentes tamaños, que le dio sismoresistencia a todas sus edificaciones. Colocaron verticalmente, piedras de grandes dimensiones, en los muros de la fachada principal, en las esquinas de las plataformas y en las escaleras de la plaza circular.

Los trabajos de investigación en la Ciudad Sagrada de Caral, realizados desde 1994 por la arqueóloga Ruth Shady Solís, directora de la Zona Arqueológica Caral (ZAC), se fueron intensificando logrando identificar, entre en el valle de Supe y Huaura, a 25 asentamientos que habrían conformado la Civilización Caral.

De estos 25 lugares, 12 están siendo investigados en la actualidad por el equipo multidisciplinario de la ZAC: la Ciudad Sagrada de Caral (Patrimonio Mundial); Áspero, ciudad pesquera; y Vichama, ciudad agropesquera de Végueta, Huaura, estos tres abiertos al público.

También en Chupacigarro, El Molino, Piedra Parada, Era de Pando, Miraya, Lurihuasi, Allpacoto, Pueblo Nuevo y Peñico, para poder comparar ciudades, pueblos y aldeas, y conocer el complejo sistema social que hizo posible el precoz desarrollo de la Civilización Caral y su desarrollo de conocimientos en ciencia y tecnología.

Sin duda, hablar de la Ciudad Sagrada de Caral y, en general, de la Civilización Caral, es recordar 26 años de trabajos interrumpidos en aras de la investigación, conservación y difusión del inmenso patrimonio cultural que posee el Perú; el cual, aún en el Estado de Emergencia decretado por el Gobierno Nacional para mitigar los efectos del coronavirus, se ha continuado cumpliendo estableciendo diversos protocolos de salud y seguridad.

Es así que se ha denunciado la afectación y el daño ocasionado a los sitios arqueológicos Limán, Allpacoto, Chupacigarro y Ciudad Sagrada de Caral, y aún se está a la espera del resultado de las investigaciones por parte de las autoridades correspondientes y las sanciones a los responsables del atentado que sufrieron estos asentamientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here